Javier es un chico de 32 años, triste, preocupado por su vida, sin pareja y con un muchas inseguridades que no le dejan avanzar.

Algo tan simple como no sentirse bien con sigo mismo, es lo que le provoca que no pueda avanzar en ninguna faceta. Hasta tal punto, que apenas ha tenido relaciones con chicas, y no es que no tuviese ocasiones. Javier en el día a dia es un chico muy agradable, con el que se puede hablar de cualquier tema y siempre tiene una palabra para alegrarte el día o ayudarte, muy sociable, pero extremadamente tímido, incapaz de dar él, el primer paso.

Es el propio Javier el que se frena por sus inseguridades, por sentirse inferior a los demás. Siempre intenta estar en un segundo plano y no destacar. Con miedo a que se puedan meter con él o decirle algo que lo pueda avergonzar.

Mi trabajo con Javier ha sido un camino difícil y he tenido que ser constante con él. Era una persona muy reacia a los cambios, no aceptaba mis consejos con facilidad, y tenía que demostrarle las ventajas que ese cambio le podría aportar una y otra vez. Sin duda ayudar a Javier también se ha convertido en todo un reto para mi, he tenido que poner el práctica todo lo aprendido y buscar nuevas fórmulas para poder ayudarle, con el que he podido aprender mucho y ayudar a mucha más personas en situaciones similares.

Poco a poco he sido capaz de que Javier fuese realizando esos cambios que tanto necesitaba para sentirse bien y verse de un modo totalmente diferente que le hiciese sentirse seguro de si mismo. Desde un simple cambio de corte de pelo, hasta la renovación de gran parte de su armario (que buena falta le hacía) ya que el estado de ánimo afecta tanto a la compra de nuestras prendas de vestir. 

Hoy Javier es una persona totalmente distinta, alegre, seguro de sí mismo, con éxito en todas la facetas de su vida y con quien sigo teniendo sesiones de coach emocional ya que la vida avanza y evoluciona sin parar.

Los Coach Emocionales non tenemos las respuestas a tus problemas, sino que eres tu quien las tiene, yo te puedo ayudar a ver con claridad, según lo que tu me vas contando, es fundamental la complicidad y sinceridad absoluta, para de este modo poder llegar a la solución de todos tus  problemas de una manera rápida y lo menos dolorosa posible.

Si te encuentras en una situación similar, no dudes en escribirme ahora mismo, pulsa sobre el icono de Whatsapp que puedes ver es esta misma página y coméntame cual es tu situación.